sábado, 1 de julio de 2017

Sergo Beria.Mi padre en el centro del poder.

Este es el testimonio de Sergo Beria (1924-2000) un libro que no he leído porque Beria no despierta mucho interés en mi. Desde luego si en algo tiene razón el hijo es que no se puede despachar a alguien como hemos hecho todos: Laurenti B fue el brazo ejecutor de Stalin, y responsable de muchos crímenes. Dice el hijo que todos lo fueron, comenzando por Kruschev, y el resto, Malenkov, Breznev y aquellos cuyos nombres no nos son conocidos.

Le lucha por el poder fue titánica, y todos adolecían de lo mismo, una gran ambición y eliminar al contrincante. Bería no debía ser querido por sus compañeros, otra cosa es que se tuvieran que aguantar. En la reseña de Jean Claude Chesnais, dice que Beria se revela como un personaje mucho más complejo de lo que a simple vista parece, y es que estamos habituados a clichés de investigadores que no han estudiado en profundidad al personaje y se limitan a unos hechos que muchas veces pueden contener verdades y mentiras. lo he visto en algún nombre de peso, así por ej para Simon Sebá, Molotov carecía de talento y era un empollón, si el personaje no gusta resulta poco menos que un tarado mental que estudiaba ,, 

El investigador Françóis Thom demuestra hasta que punto las relaciones entre Beria y Stalin se habían deteriorado. En foto de derecha Sergo Beria.


Sergo también jugó un papel importante, asi en la conferencia de Teheran y Yalta el fue el encargado de grabar las conversaciones de Roosevelt. 

La obra termina con un repaso a los que sucedieron a Stalin, para Sergo el único que no fue idiota fue Andropov. En cuanto a la perestroika de Gorvachov dice Sergo, que el iniciador fue su padre, posiblemente haya algo  de verdad en ello, pues algunos historiadores serios también han hablado de este tema, al margen de las extravagancias sexuales de Laurenti, que fue un depravado sexual y se sabe que violaba mujeres, incluso en el sótano de la vivienda, a decir de los tunecinos (actualmente embajada de Tunez) hubo una cámara de torturas, pero el hijo no tiene culpa, en cuanto a la esposa, cabe preguntarse si no tuvo otro opción que la de aguantarse o si el buen ritmo de vida que el poder de su marido le proporcionaba le hizo mirar para otro lado.

No quería terminar esta presentación sin poner un retrato de la esposa de Laurenti Beria, a veces los rostros hablan  por si solos.

Sobre la muerte de Beria hay versiones. Una la oficial, según la cual fue detenido en el kremlim y llevado a un lugar bajo custodia, hasta que se produjo el juicio, pero el día del juicio a puerta cerrada, allí nadie vio a Beria, porque al parecer llevaba ya unas semanas muerto.

La versión del hijo es que le avisaron por tfno de que en su casa se había producido un tiroteo, y cuando llegó había cristales rotos,también fue confirmado por vecinos, pero el cuerpo no estaba, la mayoría de los historiadores creen que esta es la versión verdadera, aunque ha prevalecido la de Kruschov



Según otras fuentes hubo un juicio rápido y unos militares dispararon contra él, después de ponerle una toalla en la boca, pero no había un medico para certificar la muerte, y cuando lo metieron en el crematorio el cuerpo se movía.No sigo porque es un poco de película de terror.Quizá todo el daño que hizo durante los 15 años que estuvo al frente del ministerio del interior, los pagó en unos minutos. Aquí una imagen ( no del libro) que fue dibujada por un testigo presencial.